Los celos patológicos ¿qué son?

Todos hemos sentido celos alguna vez, es una reacción normal cuando tenemos miedo de perder a alguien o cuando vemos amenazada nuestra relación pero ¿en qué momento podemos considerar que alguien tiene celos patológicos?

¿Cuándo hablamos de celos patológicos?

Los celos patológicos son un trastorno que incita a la persona que los sufre a pensar en todo momento que su pareja le es infiel. No necesitan un motivo para ello, simplemente viven convencidos de esa idea. Esta patología también es comúnmente conocida como Síndrome de Otelo.

Una persona que es celosa patológica no necesita ninguna evidencia de infidelidad, se cree que es “el dueño” de su pareja y vive obsesionada por vigilar, controlar y seguir a dicha persona con el objetivo de descubrir esas infidelidades que están en su imaginación.

Un ejemplo común en la actualidad es revisar el teléfono móvil de la pareja. Hay personas que viven obsesionadas por encontrar estas “pistas” de infidelidad, y el control a través del teléfono móvil es una de las acciones más frecuentes de estas personas hoy en día.

¿Cómo diferenciar los celos patológicos de los que no lo son?

A diferencia de los celos comunes, los celos patológicos suelen durar años e incluso toda la vida si no se tratan con un profesional. La persona que padece Síndrome de Otelo, están constantemente enfocadas en detalles insignificantes para acusar a su pareja de infidelidades contínuas y no cambian de idea ni siquiera cuando se les muestran pruebas claras de que se están equivocando.

¿Existe peligro real ante una persona con celos patológicos?

Este síndrome afecta por igual a hombres y mujeres, pero resulta más peligroso cuando son los hombres los que lo padecen. En los casos más agudizados, la persona celosa puede volverse violenta contra su pareja tanto física como psicológicamente. También suelen amenazar con hacerse daño a ellos mismos.

¿Existe solución para los celos patológicos?

Para poder superar este trastorno, es necesario contar con un profesional. Hay ocasiones en las que la persona afectada acude sola a terapia, o incluso con su pareja. Ambas opciones son efectivas, pero tras un primer contacto, será el psicólogo el que decida si es mejor que la persona afectada aborde la terapia sola o en compañía de la pareja que tenga en ese momento. También puede darse el caso de sean necesarias sesiones mixtas, es decir: combinar la terapia individual con la terapia de pareja.

Hay que tener en cuenta que no siempre es tan sencillo que una persona supere el Síndrome de Otelo, ya que muchas veces va asociado a otros trastornos como la esquizofrenia o la bipolaridad. También se ha demostrado una relación entre los celos patológicos y el consumo de ciertas drogas y/o alcohol.

En cualquier caso, será un profesional el que deba indagar para descubrir el origen de esta patología y establecer una terapia adecuada según las necesidades de cada persona.

Si crees que nuestro equipo de profesionales de Psicólogos Majadahonda puede ayudarte a ti o a tu pareja con el trastorno de celos patológicos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros sin compromiso llamándonos o escribiendo por WhatsApp al 652 464 667

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *