Señales de que ya no eres feliz con tu pareja


Warning: getimagesize(https://psicologosenmajadahonda.es/wp-content/uploads/ac_uploads/6278049.jpg): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 503 Service Temporarily Unavailable in /homepages/13/d820687035/htdocs/wp-content/plugins/cm-ad-changer/shared/classes/cmac-client.php on line 102

¿Cuáles son los signos de una pareja infeliz que podría perderse y cómo pueden solucionarse? ¿Cómo saber si eres feliz?

Para afrontar los problemas, primero debemos detectarlos. Estos son algunos de los signos reveladores que podrían significar que tu matrimonio o pareja no está pasando por su mejor momento.

Los problemas matrimoniales no aparecen de la noche a la mañana o de la nada. Suelen crecer, poco a poco, día a día. Pero eso significa que pueden ir pasando desapercibidos hasta que sea demasiado tarde.

¿Cómo saber si eres feliz con tu pareja? Presta atención a estos signos que indican que no lo eres

Hay menos diálogo

La comunicación en una relación es una de las cuestiones más importantes en la vida de una pareja. Cuando eres feliz, a través de la comunicación podemos sentirnos más cerca el uno del otro, construir y demostrar confianza y resolver nuestros problemas. Es un signo de relaciones amorosas y llenas de confianza

Si te das cuenta de que hablas cada vez menos con tu pareja, que tus únicas conversaciones son una pequeña charla funcional, o que rara vez hablas de otra cosa que no sean los niños u otras personas en lugar de los demás, pregúntate por qué y qué daño podría causar

¿Eres feliz o solo sonríes? No tiene sentido que sigas así, si quieres ponerle solución, empieza simplemente por escoger un ratito para vosotros sin televisión, internet y ninguna compañía que no sea la de la pareja

Secretos entre los miembros

Si la comunicación está fallando, hay un problema que hay que trabajar y puede que uno de los miembros oculte información a otro, que no tiene por qué ser algo malo. Todos podemos tener partes de nosotros mismos que queremos mantener en privado. Pero si habitualmente le ocultas cosas a tu pareja es que no confías en ella.

No se trata de empezar a revelar todo lo privado que tienes guardado para ti. Comparte con tu pareja pequeñas cosas de las que no hablabas antes.

Si eres feliz, sonríes

¿Recuerdas aquella etapa en la que reías sin parar con tu pareja? Cuándo fue la última vez que te sentiste tan conectado a tu pareja?

Un sentido del humor compartido es a menudo lo que une a las parejas al principio. Si tú y tu pareja casi nunca os reís juntos, hay que preguntarse por qué.

¡Libérate de los prejuicios! La vida no tiene por qué ser siempre seria. Permítete hacer un poco el tonto para divertiros. ¿Por qué no?

Hay menos conexión

La felicidad llega cuando sentimos una conexión con las personas. Ya sea emocional, espiritual o física. Si esas conexiones se pierden, pueden surgir problemas.

Una de las señales puede ser cómo de frecuentemente miramos a nuestra pareja a los ojos.

La intimidad no implica sólo sexo. Implica darnos un beso cada día antes de marcharnos, un abrazo sin motivo, simplemente porque nos apetezca, darnos de la mano en ocasiones, observar a nuestra pareja y sonreirle…

No eres tú mismo

Todos deben poder sentirse cómodos siendo ellos mismos. Y si hay una persona alrededor de la cual siempre deberías poder ser tu verdadero yo, es con tu cónyuge. Si esto no puede ser así, estamos ante un gran problema.

Si has comenzado a sentir que tienes que ocultar tu verdadero yo o tus emociones, podría estar pasando algo y hay que atajarlo antes de que sea demasiado tarde. 

Estáis menos cariñosos

¿Saludas a tu pareja con un abrazo y un beso? ¿por qué no? La mayoría de nosotros nos sentimos cómodos después de estar en una relación durante años y creemos que no es necesario. 

Mucho de esto proviene de la vida que nos abruma. Conseguimos ascensos en el trabajo, conseguimos nuestra primera casa, tenemos hijos, tenemos tareas cotidianas que hacer, recados, trámites, y una largo etcétera. Todo es muy agotador física y mentalmente, lo que se traduce en menos afecto físico con tu pareja.

El afecto es una de esas cosas que tendemos a olvidar mostrar en las relaciones a largo plazo porque tendemos a caer en la rutina. Propóngase ser más afectuoso dándole a su pareja muchos más besos y abrazos, dar la mano al caminar o conducir, acariciar el pelo, o la cabeza. En realidad: es muy fácil agregar un poco de afecto a las cosas cotidianas y mundanas.

Conclusión

Os merecéis ser felices. Si tu matrimonio no te hace sentir de esa manera, sé sincer@. Si notas que tu pareja muestra uno o más de los signos anteriores, toma medidas para solucionarlo. Habla con tu pareja, busca amigos en los que confíes, habla con un psicólogo, toma medidas para mejorar esta situación.

Muchas veces, un matrimonio se vuelve infeliz porque dejamos de intentarlo

Recuerda que en Psicólogos Majadahonda somos especialistas en terapia de pareja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *