Adultos

La terapia psicológica individual es un espacio que se utiliza como medio para generar cambios, gestionar todas aquellas situaciones que en el día a día nos afectan y resolver dificultades o conflictos. El principal objetivo es que la persona encuentre mejoría en los síntomas que padece y adquiera la seguridad necesaria para afrontarlos.

Realizamos un trabajo individualizado, centrado en las características personales del paciente, aprovechando los recursos y fortalezas de los que dispone. Se trata de un trabajo conjunto entre terapeuta y paciente, en el que ambos deben participar de forma activa

¿Cuándo acudir a terapia?

Cuando te sientes desbordado por emociones negativas, has intentado encontrar soluciones sin conseguirlo, has hablado con amigos, pareja, familia pero sigues sintiéndote mal y te das cuenta que no puedes solo con todo, es en ese momento cuando necesitas la ayuda de un profesional que ha estado durante años formándose y sigue actualizándose para poder ayudarte.

Los trastornos más frecuentes que nos encontramos en nuestra consulta son:

  • Ansiedad, estrés
  • Autoestima/inseguridad
  • Dependencia emocional
  • Depresión
  • Ira
  • Dificultad en el estudio
  • Disfunciones sexuales
  • Duelos y pérdidas
  • Fobias
  • Acoso escolar
  • Miedo a hablar en público, timidez
  • Adicciones
  • Relación de pareja
  • Relaciones sociales
  • Trastorno bipolar
  • Trastornos de la personalidad
  • Trastornos obsesivos compulsivos
  • Somatizaciones: problemas de la piel (dermatitis, psoriasis)